miércoles, 2 de enero de 2008

Hacía tiempo que no me veía en la obligación de esquivar charcos. Pero llueve sobre Galicia, y de qué manera; llueve y hace sol por lo que, atendiendo al dicho popular, seguramente "andará o demo por Ferrol"*. De ahí que, dada su capacidad de tentar a mi yo más niño, realmente no me apetezca esquivar nada. Más bien al contrario. Si no fuera por el sentido de la "responsabilidad" (¿cuándo lo habré adquirido?), ya habría comenzado a saltar de charco en charco y tiro porque me toca. Si total, qué más da, en cuanto me tope de nuevo con la calle me mojaré de cualquier modo y, de agravar mi ya cansino catarro (que se ha aferrado a mí cual náufrago a un salvavidas), al menos disfrutar en la caída.

De momento, mis pobladores no invitados parecen replegados, pero en cuanto me descuide creo que comenzarán una nueva fiesta en mi garganta. ¿Habrá algún arma de destrucción masiva óptima para el ataque? Seguro que, entre charco y charco, me topo con alguna cruz verde que, luminosa, me anunciará el posible remedio a mis males. Otra opción: baño caliente, caldito, miel, limón y manta. O una sobredosis de mimos, que dicen que es bueno eso de sudar. Ya está, ya está de nuevo el tipo éste de Ferrol tentando. Si es que así no hay quien descanse...

* "Andará el demonio por Ferrol".

11 comentarios:

El Vizconde Valmont dijo...

El otro día escuché en la radio que miel sí, pero que el limón era una leyenda urbana (o rural) de abuelas desinformadas y que irritaba la garganta.
Marquesa, mimos, yo le deseo mimos. Y a seguir dándole al teclado, que es lo que nos mola en realidad.
Besos, Salud y Tasca.

Mario M. Relaño dijo...

Siempre se dijo que "calor de pecho ajeno" era el mejor remedio, asi que... ¡pruébalo!. Mientras, a mí me resultan las infusiones de tomillo, miel y limón (aunque nuestro amigo vizconde nos informa sobre lo dicho en la radio). La miel, desde luego, es el mejor remedio para la garganta (y no lo digo yo porque sea de la tierra de la miel).
Mejórate y disfruta de la lluvia gallega.
Un abrazo

Markesa Merteuil dijo...

Miel en Lanzarote? Es bueno saberlo.
De todos modos, tengo un amigo allá... Le diré que me traiga y, cuando se venga, le daré un tarrito de miel de Quiroga para ti..., elaborada por abejitas que se alimentan en una excelente Reserva de la Biosfera... (Hay que aprovechar cualquier ocasión para hacer patria, ¿verdad, vizconde? Tómese una racioncita del exquisito cefalópodo, que es como se conoce en los medios locales ó polbo á feira do San Froilán, a mi salud)

De todos modos, lo que sí hay es coincidencia en dos ingredientes: miel y pecho ajeno... Tomaré nota.

El Vizconde Valmont dijo...

Miel y pecho ajeno, me apunto. habrá que probar la de Tenerife, creía que la asturiana era la mejor. Marquesa, echo de menos a mi gata.

Markesa Merteuil dijo...

Hombre... si hay que arañar se araña... Déjeme su dirección y las indicaciones precisas.

Y, oiga usted, la miel de Quiroga es mejor que la asturiana... Habrase visto estos coruñeses...

El Vizconde Valmont dijo...

marquesita, veo que ha entrado en ciudadano tasca, no sé si entenderá todo lo que pone, pero me hace mucha gracia verla por ahi, a mí, que le voy a decir, es un blog que me gusta porque habla de nosotros.

Markesa Merteuil dijo...

Si he de deciros la verdad, aunque no me enterase de mucho, lo cierto es que determinados temas que suenan clickeando me traen demasiados buenos recuerdos... De ahí la tentación de volver. Además, soy curiosa... y el hecho de que estos días no tenga el cuerpo para jotas me deja mucho tiempo libre. Más que mucho, demasiado tiempo libre.

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

...ni miel, ni remedios prefabricados de venta en cruzes verdes...salta de charco en charco, empapate bajo la lluvia saltando en los charcos y canta si te apetece...y luego, por supuesto, calorcito y suda, suda mucho...no doy más pistas porque el diablo tiene una habitación en mi casa y ya me tiene condicionada mi voluntad.
Besos

Markesa Merteuil dijo...

Uy, me temo que a tu inquilino lo conozco de cerca... o al menos últimamente me lo achacan. Es la única justificación que encuentran algunos a tamaña "generosidad". Y tampoco doy más pistas. Para más información, consúltese al cabecero de mi cama... Más besos.

Mario M. Relaño dijo...

Markesa Merteuil, desgraciadamente no hay miel autóctona en Lanzarote que es donde resido. Pero soy alcarreño y es ahí donde la miel dicen es la mejor del mundo... No obstante, estoy abierto a todo, asi que no me importaría recibir ese tarrito de miel de Quiroga.
Espero que vaya mejor ese resfriado.
Besos

Markesa Merteuil dijo...

Casi, casi bien... He hecho caso a uno de sus consejos y al secundado por Paranoico Ilusionista y... Lo malo que, como la miel no me entusiasma, esa recomendación sí que la he obviado. No sé yo si los remedios a medias...