miércoles, 23 de abril de 2008

Las niñas que aún quieren ser princesas (I)

Érase que era una linda madriguera de niñitas que se dormían cada noche con el susurro de su cuento de hadas predilecto.

Una soñaba con esperar a que un intrépido príncipe, dispuesto a desafiar a la razón, la despertase con su beso; otra, con protagonizar penurias hasta que la fortuna, caprichosa, postrase a sus pies (a cobijo en frágiles guaridas) a un apuesto galán; la tercera, ansiaba a un compañero intrépido con el que crecer; otra pensaba que en el servicio a los demás estaba la verdadera aventura de cada día. La más romántica esperaba que un doncel la tomase de la mano para enseñarle el mundo. A su vera, una princesita no era capaz de conciliar el sueño, mientras la última, por su parte, sólo anhelaba sobrevivir.

Pasados los años, una mujer (que algunos describen como de gran belleza y astucia, y otros califican de espeluznante y decrépita) descubrió la madriguera. Curioseando en ella, halló algunos cuadernillos manuscritos. Retiró con cuidado la mugre y, con ellos bajo el brazo y la pócima de la verdad, emprendió camino.
To be continued

3 comentarios:

Sarah Valerio dijo...

No puedo esperar para ver lo que sigue a continuación!

Veca dijo...

Ains, siempre engañándonos con principes azules........

De todas formas, para cuando una princesita tomará la iniciativa y no será una princesa que espera de brazos cruzados a su "amado"??

Opto por cambiar el tópico de princesita tonta y "principón" azul.

A lareira de Santiso dijo...

que boa pinta leva eso... agardamos continuación