domingo, 18 de mayo de 2008

Las niñas que aún quieren ser princesas (VII)

Él, mientras tanto, siguió entregado a su causa: "rescatar" a jóvenes damitas de su "desdicha". Así, y merced a su profesión, que le llevaba casa por casa ofreciéndoles aquello que no necesitaban, un buen día timbró en un domicilio en el que todo atufaba a grandeza. Todo menos el trato hacia la empleada de hogar, que con ojos tristes y con el rostro desencajado le abrió la puerta esbozando una tenue sonrisa.

Le franqueó la entrada y le condujo hacia el saloncito, donde dos jóvenes estiradas y una señora estridente se dejaron embelesar por sus dotes de galán. Querían adquirir cuanto les ofrecía en su muestrario, a fin, eso sí, de volver a toparse con aquel hombre de ensueño (la mojigatería hace que se admiren beldades en donde sólo hay un muchacho coqueto y pagado de sí).

Les expuso sus pretensiones y las dejó hablar. Incluso respondió a sus preguntas indiscretas. Todo por lograr una venta, que se le antojaba inmejorable. Llegó incluso a contarles a qué fiesta iría ese fin de semana.

Era, pensaron ellas, su gran oportunidad para mostrarle al caballerete lo hermosas que podían lucir bajo la luz de neón.

To be continued

8 comentarios:

Benjuí dijo...

¿Qué puñetas vendía el susodicho?

Anónimo dijo...

SERE PRINCESA CUANDO SEA TODA UNA MUJER EN SU ESENCIA Y PLENITUD.SERE REINA CUANDO SEA MADRE EN TODA LA PLENITUD DE MUJER Y PRINCESA.

Veca dijo...

Eso, que vendía?

d´Agolada dijo...

Cuéntanos rápido que vendía, que me has dejado con la intriga. Besos

Cañete dijo...

Si no me falla la intuición vendía pañales o alguna clase de articulos para bebe... estoy en lo cierto?
Saludos

Suso Lista dijo...

Saludos e bicos, Marquesa.

Veca dijo...

Tengo algo para ti en mi blog, no es un meme ni un premio.........Si no te apetece hacerlo, dímelo. BESITOS. Buen finde!!

Muerte por vida dijo...

Llega a ser algo impresionante lo que el humano puede llegar a hacer bajo los encantamientos de los brujos, por así decirlo...

¿Por qué somos tan débiles?


(Pedazo relato que llevas expuesto. No lo dejes abandonado)

Besos de brisa, escapados tras el agobio de Junio... ¡ais!

Muerte por vida.