miércoles, 15 de octubre de 2008

Menos mal que no llueve. Si no, las ganas dedicar la tarde a haceros el amor serían realmente insufribles...

8 comentarios:

Suso Lista dijo...

Pois por aquí ahora mismo empeza a chover...Como facemos? moitisimos bicos Marquesa

Markesa Merteuil dijo...

Touche. XD

Pipiolex dijo...

Linda declaración. ME gustaría estar en tu prontuario.
Saludos desde Chile

Markesa Merteuil dijo...

Ha comenzado a llover... :$

DianNa_ dijo...

Jajaajaj, llueve, pero estoy sola, lo tengo crudo? mejor me voy a pisar charcos que también me pone mucho :))

Besos, guapa y feliz tarde lluviosa que también tiene su encanto .

Markesa Merteuil dijo...

Una de las razones por las que elegí Salamanca para mi época estudiantil era que implicaba alejarme un poquito de la lluvia. Ahora ni siquiera llueve en Galicia. No como antes, como cuando era niña... Por eso ahora sí me gusta la lluvia, en pequeñas dosis. Antaño, la detestaba. Será tal vez porque antaño (en aquellos días de lluvia continua en Galicia, antes de migrar a Salamanca) aún no había comprobado las cualidades de una tarde lluviosa entre las sábanas... ;)

Besitos, wapa.

Chousa da Alcandra dijo...

Esto de falar en plural para facer o amor paréceme como as absolucións urbi et orbe vaticanas.
¿A cantos pensabas bendecir chovendo?

Markesa Merteuil dijo...

É que eu cando me poño tonta teño tendencia a tratar de vostede ó causante da miña mimitis aguda. :P