jueves, 12 de febrero de 2009

Saboreando

Resulta atávico ir redescubriendo las capacidades de los sentidos mientras me sumerges en una sinfonía de sabores que aprendo, poco a poco, a apreciar en armonía, disfrutándolos al tiempo también en su singularidad. Contrasto sensaciones de texturas, que plácidamente se detienen en mi boca por un segundo, dejando un regusto nuevo como regalo a mi paladar.

Me prestas dulzura, para contrastarla con un toque salado; y me regalas acidez, para invitarme a seguir saboreando.

Frutas rojas maduras, manzana aún verde, vainilla, café, chocolates, madera de roble, un toque de pimienta y el indudable encanto francés en contraste con el marisco hecho mar; con la rúcula, la escalora y el berro; con quesos que exhiben sin pudor lo mejor de cada denominación de origen; con mermeladas, confituras y frutos secos; y con el negro café, que supo apoderarse de mí, para otorgarle redondez a la magia que exhalas.

Dulzura detenida en mis labios, que perciben tu esencia burbujeante aún en la espera.

6 comentarios:

jordicine dijo...

Creo que lo he entendido todo, CARMEN. Besazo y, si no me equivoco, felicidades!!!

Mar dijo...

uissss esa mezcla de sabores gustaría a cualquiera, disfrútalos;)

Besitosssssssssssss

Suso Lista dijo...

Eu non sei se hai mensaxe encerrado,pero esa explosión de sabor e aroma, gústame.Bico

Chousa da Alcandra dijo...

Eu como tampouco sei se hai gato encerrado na mensaxe, unicamente vou miañar sobre a sutileza -á que xa nos tes afeitos- da tua semántica.

Bo proveito, Markesa!!!

HADEX dijo...

hummmmm, debe de ser delicioso eso de lo que hablas......


Bicos!!!

irene dijo...

Un menú variado, ahí está la gracia, aunque a veces haya sabores más agradables que otros, nada es un camino de rosas.
Bicos dulces.