miércoles, 8 de abril de 2009

Espinitas

Algunas verdades parecen excretadas a bocajarro. Laceran cual puñales, cuyo envite si bien, se intuye, siempre se nos antoja dado por la espalda.

De esas heridas brota la sangre a borbotones, pero, una vez contenida su furia, quedan limpias y dispuestas a ser suturadas. No se infectan y rara vez dejan evidencias en forma de cicatriz.

Pese a ello hay quien apuesta por ocultar para no dañar, mientras una balsa de pus comienza a fraguarse en las entrañas. Hay dolor, puede que incluso fiebre, pero no vemos las evidencias hasta que, de pronto, algo se rompe, supurando con virulencia todo lo que en su día una diminuta espina fue generando. Lo nimio se vuelve entonces magno. No hay modo de atajar, de limpiar, de determinar las verdaderas dimensiones de la herida y de lo que la provoca.

Hubiese sido tan sencillo practicar una pequeña incisión, molesta, sí, pero poco más, para quitar esa espinita...

10 comentarios:

Francisco dijo...

Este aforismo que empleas es perfecto para resumir lo que puede ocurrir con el daño ocasionado a otras personas en un momento puntual, intencionadamente o no, el silencio que se deriva de él, casi siempre conduce a explosiones que se nos antojan fuera de lugar casi siempre incomprensibles. El perdón cuesta, pero es la única manera de sanar las heridas, todos tenemos alguna experiencia al respecto.
Saludos
Franc.

Mar dijo...

La mayoria de las veces es mejor sacarla y dejar el hueco limpio...

Besitosssssssssss

Chousa da Alcandra dijo...

Meu pai é coma un ciruxán para eses menesteres: quítachas coa navalla!!! E non manca nin fai sangue. E non precisa de quirófano nin anestesista. Teño un choio de pai, á que si?

Bicos sin espiñas

irene dijo...

Pues sí Markesa, al menos estas verdades hacen un corte limpio y claro, y como tú dices más fácil de cicatrizar. Esa cobardía que impide ser sinceros, es peor que un puñal emponzoñado.
Moitos bicos.

FAYNA dijo...

Hola Marquesa, saltando de blog en blog he llegado hasta aquí y me he paseado por algunos de tus posts que me han parecido muy interesantes. La verdad es que me ha resultado muy grata tu lectura.
Me he incluído como nueva seguidora , ojalá que podamos irnos conociendo mejor a través de nuestros textos. Un saludo desde Canarias.

Yyrkoon dijo...

Yeah, no lo habría dicho mejor, pero la gente sincera, en realidad, nunca hemos estado bien vistos. Así es el cinismo de esta sociedad.
Cojonudo.

Xan dijo...

Mais sencillo sería prevenir antes que curar, pero si preveramos todo non merecería a pena vivir, a emoción ten o seu aquelo.

Silvia_D dijo...

Amore, esas espinitas, hay que sacarlas y el tiempo, cerrará las heridas.

Tú ibas para médica ehhh!!

Besos con todo mi cariño, guapa!!

O Meigallo Azul dijo...

Me ha encantado el primer párrafo. Un saludo.

July dijo...

Wenass acabo de leer tu comentario niña

Ya te he mandado un correo contandote.

Ya me llamas y hablamos.

Bezzz