jueves, 30 de octubre de 2008

Hay ocasiones en las que llevas tanto tiempo sin poder detenerte ante un espejo que, cuando ves tu sonrisa reflejada en uno, ni siquiera te reconoces. De hecho, dudas hasta de que aún puedas expresar sonrisas. Y es entonces cuando decides bajar el ritmo guiado por lo ajeno, para dedicarte a mimar el propio.

15 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

...e a partires dese instante máxico é cando contaminas coa tua ás sonrisas e las ledicias de quenes, retirado o espello, están perto de ti...

irene dijo...

No creo ser demasiado egoísta, pero pienso que primero debemos mimarnos, y querernos, a nosotras mismas, para poder hacerlo con más tranquilidad a los demás. Las sonrisas rejuvenecen, yo debí sonreír más.
Una sonrisa, Markesa.

Yyrkoon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oteaba Auer dijo...

Secundo tu entrada...cuantas cosas han debido pasar para olvidarnos de nosotras mismas...

Isabel dijo...

Es una buena idea, dedicarse un poco de tiempo de vez en cuando, nos lo merecemos. Un beso

Yyrkoon dijo...

chousa: el problema es que no entenc res ni mica del que dius, un altre podría ser el que estiguesis comentant un blog en castellá en un altra llengua aleshores crec que podries fer una miqueta d'eforf i parlar a la llengua comu i el més greu de tot es que estic fent el ridicul perque encara que soc valencia de tota la vida no ho sap escriuré una merda.

Marquesa: No hay manera de que entienda tus posts, leo a nikaperucita y sé que divaga con un mensaje simple, igual escondido pero simple y bello. Sé que tú quieres transmitir algo más, pero coño, como lo complicas (igual es que soy muy simple o igual es que los hombres lo hacemos de otra manera) xDDD


PD: curioso, la palabra de verificación que me ha salido es "deduci", pero no "deducí" nada de esto.

jordicine dijo...

Yo me miro cada día. No reconocerme me dolería un montón. Y, además, cuando lo hiciera estaría más viejo. Un beso, Markesa.

Candy dijo...

Bien hecho guapa.
Un beso.

DianNa_ dijo...

Pero, nena, que tontas somos!!

Es lo primero que se me ocurre.

Tanto dar, siempre, sin esperar, nos olvidamos de nosotros mismos y un día... plof!!

Besos y feliz día ;)

Suso Lista dijo...

Como sempre, comparto. Moitos bicos Markesa

Veca dijo...

Es que a veces pensamos más en los demás que en nosotros mismos.

Caco dijo...

No hay olvido más terrible que olvidarse uno mismo.

Markesa Merteuil dijo...

Chousa, graciñas pola capacidade de transmisión que manifestas que teño.

Irene, lo sé. Sonriamos, pues, ya que el agobio no resuelve tanto como una sonrisa a tiempo.

Oteaba Auer, pase lo que pase, tenemos que intentar no perdernos de vista, pues para estar a pleno rendimiento debemos ser siempre nosotras mismas. En una ocasión, en la que me había olvidado de mí misma, decidí dar marcha atrás y romper unos lazos. Y alguien me preguntó: "Ya no le quieres?" Y mi respuesta fue: "Claro que le quiero, pero me quiero más a mí misma". Si no me quisiera a mí misma, cómo podría ser capaz de querer? Lamentablemente me había perdido de vista a mí misma.

Isabel, nos lo merecemos y se lo merecen los demás. Si no estamos en plenitud con nosotros mismos, no podremos ofrecernos en consecuencia.

Markesa Merteuil dijo...

Yyrkoon, como me recordaste, casi mejor te contesto aquí. Al mensaje que le dejaste a Chousa mejor que te responda él si quiere, pero es que creo que Chousa, al escribirlo, tenía una única destinataria que sabe que sí comprende el idioma en el que se expresa. De hecho, yo determinados post los escribo en gallego, porque es como me salen: los políticos, los de nostalgias, los de rabia... Y como sé que muchos no entendéis el gallego, los traduzco en el primer post. En cuanto al mensaje dirigido a mí: es que no aspiro a que se entienda más de lo que se entiende. Hay lectores habituales que sí saben a lo que me refiero, porque además del comunicarnos vía blog lo hacemos de otros modos. El blog es público y como tal lo utilizo como medio de descarga personal, como medio terapéutico, pero sin llegar a desnudarme del todo (quienes me conocen cara a cara dicen que sí, que me desnudo y mucho en el blog, pero que para darse cuenta hay que conocerme). Tengo un space, que es privado; y allí el tono es totalmente diferente y, los contenidos más directos.

Jordi, ¿te conté lo que me pasó en una tienda con un espejo? ;)

Gracias, Candy. Bienvenida.

Sí, Dianna, sí, nos olvidamos porque a veces no queda más remedio. ¿Qué te voy a contar? Pero este fin de semana me estoy desquitando. Lo de anoche fue espectacular.

Markesa Merteuil dijo...

Suso, me encanta leerte. ¿Lo sabes, verdad? Cuando faltas de la red se te echa de menos. Por fin parece que has vuelto y de qué forma...

Veca, tú incluida también, que siempre te veo atenta a todo el mundo. Pero tenemos que dedicarnos también un tiempo a nosotras. Por cierto, tengo más invitaciones a la ciudad herculina. Ahora ya me da hasta miedo ir, porque... no creo que me llegue un día para conoceros y disfrutaros a todos.

Cierto, Caco, por eso me lo recuerdo a mí misma cuando veo que ha pasado un tiempo desde que no pienso en mí. Y cada vez dejo pasar menos tiempo entre revisión y revisión. Por cierto, me gustó vuestro blog colectivo. Algún día iré a Chile, ya que más de una vez me preguntaron si yo era chilena. Y cada vez la curiosidad es mayor.