martes, 13 de enero de 2009

Oídos sordos

Gaza se ha convertido en noticia. Cierto. Tanto es así que parece casi obligado hablar del impresionante asedio al que está siendo sometida.

Ataques incesantes masacran a una población compuesta por militares, pero también por civiles. Y, ahora que lo pienso, en España hay militares y civiles, incluso también grupos armados especializados en sembrar el pánico para exigir lo que consideran sus derechos; y, para ello, se valen del lenguaje del miedo, del lenguaje de la violencia.

Una población, la de Gaza, que podría estar integrada por ti y por mí, aunque todavía no nos hayamos dado cuenta.

Gaza, decía, se ha convertido ahora en noticia, cuando realmente nunca debió dejar de ser noticia, porque Gaza vive la crónica de un asedio anunciado. Hoy televisado, pasa a las cabeceras de los informativos (salvo que nos distraiga la nieve, o la huelga de celo de pilotos, o la crisis que tras años fraguándose ahora parece sorprendernos en bragas, o...) y todos opinan, cómo no. Unos hablan de la provocación de Hamas; otros de la necesidad de exigir el cese inmediato de la violencia contra una población, le pese a quien le pese, indefensa. Y para eso, para reclamar el fin del desproporcionadísimo ataque (que alguno osa calificar como legítima defensa), son cada vez más los manifestantes que salen a la calle.

Pero las demandas no se deben ceñir a etapas como la actual, en la que se han superado todos los límites. Las demandas deben dirigirse, a diario y hasta que nos escuchen, a la comunidad internacional; ésa que durante años ha cedido ante Israel y sus protectores al no exigir con rotundidad que se respeten los acuerdos que, hace décadas, otorgaban unos derechos a los habitantes de Gaza. Unos derechos que la comunidad internacional, en sangrante silencio, no ha sido capaz de garantizar. Unos derechos, pues, violados ante la mirada impasible del mundo.

Ante esto, claro está, sólo nos queda patalear y gritar bien fuerte, para que nadie nos tome por un grupillo de exaltados que, con un par de victorias de la Selección, se irán contentos a la cama y aquí paz (por decir algo) y después gloria. Pero, aunque a algunos les pese, las clases de historia nos sirvieron para algo y cuando aprendimos filosofía, sociología, ética o incluso, por qué no, religión también descubrimos la necesidad de contribuir a la paz social. Ya no como utopía, sino como el mejor medio de garantizar la supervivencia de la especie.

No obstante, mucho me temo que nuevamente nuestras voces serán acalladas con la desvergüenza de los gobernantes de la comunidad internacional, que desoyen reiterada e impunemente a sus votantes. Y ante esto, ¿qué hacer? ¿Responder con violencia a los violentos? ¿Engrandecer la sinrazón confiriéndole nuevas atribuciones y alzándola como un modo de expresión? ¿Qué nos queda cuando nuestros gobernantes se han olvidado de que la democracia habla de un gobierno de todos nosotros y que, por tanto, su deber es escuchar al pueblo al que representan? ¿Qué nos queda cuando nosotros mismos nos hemos olvidado de nuestros derechos?

La violencia genera violencia, y es por ello que la sociedad retrocede día tras día, para dar el plácet a los pensadores que tanto insisten en que la historia es cíclica.

Hoy ya hay espectadores que se acercan a Gaza para presenciar, en primera fila, los bombardeos. Tal vez mañana volvamos a recuperar las luchas a muerte de los gladiadores. De nuevo el animal, el hombre lobo para el hombre, y los derechos vapuleados por nuestros gobernantes, sí, pero también por nuestra derrota, por nosotros mismos que nos observamos incapaces de lograr que se nos escuche pese a nuestra vehemencia.

Link

PD: Un buen amigo me acaba de pasar además otro enlace y otro más. Es... alucinante. Realmente alucinante.

25 comentarios:

Cat's dijo...

Me ha dado la piel de gallina, joder, maldita realidad que nos deja sordos, mudos y hasta tontos....
besos

Mar dijo...

Cuanto dolor...

Besitosssssss

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Y este caso es uno más, allí se llevan matando gente desde hace muchos años. Y no sólo por parte israelíta, también los palestinos matan. Yo estoy en contra de toda violencia, venga ejercida por quien venga. Ni uno son más o menos violentos, todos son violentos. No me cae nada bien Israel, pero la otra parte tampco son hermanitas de la caridad...

Lo peor es que los inocentes pagan las tropelías de sus dirigentes.

un beso.

Angel of Music dijo...

El terrorismo de estado es el más cruento y a la vez el más admitido. Hay que poner freno a la política expansionista de esos gUSAnos.

DianNa_ dijo...

Pido respeto por la vida, humana, animal y hasta vegetal, YA BASTA!!

Besos, cariño

Pd: leíste lo del manifiesto, está en mi último post y el la cabecera :)

Francisco dijo...

Las guerras del ser humano siempre son consigo mismo extrapoladas hacia los demás, buscando culpables de sus propios estados de ánimo. Solo dejando de ser “animales racionales” pueden acabarse las guerras. Ahora toca masacrar a esa población, pero en cualquier momento de la historia seremos nosotros las víctimas…o los verdugos, solo es cuestión de tiempo.
Abrazos
Franc.

Chousa da Alcandra dijo...

Resulta demoledor para quien tenga una mínima conciencia social lo que allí está pasando (y no de ahora, ya viene de lejos, si).
Pero la ciudadanía sí podemos hacer algo al respecto. Tu lo haces con tu post y otros con los suyos y otros en los foros que corresponda. Acaso no crees que las declaraciones del presidente del Gobierno español de los últimos días no tienen nada que ver con este clamor social?

El quid de la dificultad radica en buena parte en que la jerarquía mundial, "ésa que durante años ha cedido ante Israel y sus protectores" sigue doblegándose ante esos protectores. Aún así vale la pena seguir levantando voces contra esta barbarie.

Unha aperta (e un bico tamén)

Suso Lista dijo...

Esto é algo quese non se ve non se cree. Vivir pra ver... ¡Palestina Libre!

Opaito dijo...

Chungo panorama que estamos viendo ahora todos horrorizados pero que tambien todos que ocurriria por la vehemencia y la falsedad de todos los gobernantes. Que hay muchos implicados en que esto ocurra.

Saludos

jordicine dijo...

Es una pena muy grande. No aprendemos de la historia! Besos de paz.

LM dijo...

quantos dias levamos já? e ainda nom se fez nada! indignante!
beijos

irene dijo...

Esta es la terrible impotencia, no podemos, ni debemos, responder a la violencia con violencia y nuestros gritos parecen no ser oídos por los políticos.

Esta es una entrevista a una madre palestina de Gaza, ojalá tuviesen la mitad de la sensatez, todos los gobernantes del mundo.
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7820000/7820561.stm

Y ésta es una entrevista al portavoz de la embajada de Israel en Madrid:
http://www.ellibrepensador.com/2009/01/13/entrevista-con-el-portavoz-de-la-embajada-de-israel-en-madrid-edwin-yabo/
¡de pena!

Un abrazo.

Markesa Merteuil dijo...

Gracias por los enlaces, wapa.

aopedofarelo dijo...

A capacidado do ser humano para esquecer éalgo que sempre chamaoume a atencion poderosamente....Levamos anos ollando como os xudeos, ca compliciadde do resto do mundo, fan o que lles da a real gana nos territorios palestinos, campos de refuxiados, mulleres, nenos masacrados, miseria e morte, polo "ollo por ollo", da famosa ley do Talion......
O mais sorprnedente é que sexan eles, os que peor o pasaron e sufriron nas suas propias carnes a crueldad e inhumanidade, Nazi, quen agora aplique métosos similares, e igualmente inhumamos....

Maritoñi dijo...

Es una lastima! Y terrible.

Yyrkoon dijo...

La muerte es parte de la vida, paz sí, incondicional no. Justicia sí, incondicionalmente.
Algo no va bien cuando empiezas a pensar que deberíamos haber dejado a Hittler unos añitos más.

Yyrkoon dixit.

Yyrkoon dijo...

Marquesa's quote: "Me perdí"

Es fácil, que por momentos pienso que los aliados deberían haber dejado a los nazis acabar el exterminio tranquilamente. Sí, soy un poco bestia, lo sé, pero es que tanto quejarse y luego mira las que montan los cabrones. Me puede este tema.

Ya que paso por aquí, señora marquesa, si gusta la invito a hacer un meme muy sencillito que colgaré en mi página en cuestión de microsegundos.

Markesa Merteuil dijo...

Ay... qué tremendista, Yyrkoon. Demasiados videojuegos tal vez. Yo apostaría por emplear como armas (zum zum zum) unos dardos que lancen mensajes del tipo: "Para idolatrar a tu dios, primero deberías empezar por aprender a respetar a tus iguales" (zum 1); "No te erijas en lo que no eres, tu dios, sesgando vidas" (zum 2); "Deja que sea la justicia quien se ocupe de determinar qué leyes y castigos aplicar en cada caso" (zum 3).

Artabria dijo...

Pues sí, el problema viene de lejos y parece que nadie tiene una solucíón. Que triste, no?? Todos los días se mata gente y no hay nadie que sepa o pueda ponerlo fin.

De nada valen nuestras palabras, si la gente de "arriba" no las escucha.

Barreira dijo...

Los problemas se solucionan hablando. Con bombas no se consigue mas que generar dolor entre la población indefensa e inocente. Y, como siempre, los mas perjudicados son los niños, pues aparte de las lesiones físicas estan las psiquicas. Ver a un niño que no sonrie (y no digo llorando) es el indicador de que algo importante está fallando.
Biquiños.

DianNa_ dijo...

Besos, niña y feliz fin de semana :)

Isabel dijo...

Solo me queda decirte que punto por punto en lo que dices en este post, estoy contigo.Y por supuesto puedes enlazar el post en el que me has hecho un bonito comentario, gracias por estar ahí. Un beso

Mario dijo...

Me paro a pensar en lo poco que hemos evolucionado desde que el hombre existe. Las guerras existieron siempre, y nosotros, a estas alturas de la evolución, seguimos buscando cualquier pretexto para guerrear.
Yo ya me estoy hartando...

Thiago dijo...

CAri, parece que ahora va en serio el alto el fuego o qué? Será todo una maniobra para dejar a Obama tomar posesión tranqui? Igual...

Bezos

Markesa Merteuil dijo...

Es un paso, pero, como comentaba en las primeras líneas, no por un alto el fuego la humillación del pueblo palestino debe dejar de ser noticia. La comunidad internacional deber garantizar que el pueblo palestino goce de los derechos que en su día le fueron otorgados. Desde luego que no estoy justificando los atentados que se perpetran en Israel, pues la violencia nunca tiene razón de ser. No obstante, eso no implica que la comunidad internacional siga simplemente contemplando atentados, y se lleve las manos a la cabeza cuando estos se comenten y cuando Israel responde con un genocidio. La lucha por los derechos del pueblo palestino no se ha acabado. Las manifestaciones tienen que continuar, pues los derechos del pueblo palestino no han de limitarse a no ser bombardeados a placer por otro país.