viernes, 20 de marzo de 2009

De excomuniones, condones y demás...

La Iglesia católica no evoluciona y sus adeptos tampoco, porque lo que está claro es que sus máximos representantes necesitan con urgencia que se lo hagan mirar, porque bien de la cabeza va a ser que no están.

Si bien no hace demasiado tiempo hubo gente dispuesta a masacrar etnias para seguir las directrices de un dictador que buscaba la raza perfecta y si bien hoy en día al grueso de la población nos parece increíble y abominable, lo cierto es que la Iglesia Católica tiene rémoras bastante preocupantes. Incluso supongo que los puristas que sí defiendan lo promulgado por la primera Iglesia (ésa que buscaba la ayuda al prójimo y amar al otro como a uno mismo) se darán cuenta y se mesarán los cabellos al comprender que muchas de las cuestiones que promulgan los cabezas visibles del colectivo están claramente enfrentadas con otros mandamientos. "El no matarás que aplican al aborto" se tiene que entender también, o al menos se entendía así cuando yo me formé como católica, como un no atentarás contra tu propia vida. Continuar con el embarazo por cuya interrupción fue excomulgada una niña y su madre era poner en riesgo la vida de la pequeña (violada por su padrastro durante años). Y ese riesgo era conocido por su madre, que evitó caer en ese pecado de poner en riesgo una vida y preservó la de su hija, la vida de la que era consciente, porque no todos los embarazos llegan a término. Hay abortos naturales, que no se olviden de esto los señores de la Iglesia (y por cierto, desde que eliminaron el limbo, ¿a dónde van esos nasciturus que finalmente no son alumbrados y por tanto no reciben el sacramento del bautismo? No olvidemos que son portadores del pecado original, según lo que la Iglesia defiende). Es por ello que la madre de la niña, de nueve años, consintió el aborto (interrupción del embarazo de dos fetos que fue recomendado también por los médicos que la atendieron y que consideraron el altísimo riesgo que supondría continuar con el mismo). Otra eximente para la menor, teniendo presentes los mandamientos, es el hecho de que hay otro que reza: honrarás a tu padre y a tu madre. Y su madre consideró lo mejor para ella.

También pecan las altas esferas eclesiásticas cuando exigen la no utilización del preservativo, porque si bien es cierto que predican la abstinencia (haz lo que yo diga, pero no lo que yo hago), tienen una doble moral con respecto al varón. ¿Cuántas mujeres han muerto víctimas de ETSs siendo fieles toda su vida a sus esposos? No hace falta pensar en el sida. Está la sífilis. Está el virus del papiloma humano, que deriva en cáncer de útero. Están tantas y tantas posibilidades.

Ah, pero se me olvidaba. La mujer debe obediencia. Otra de las perlas que soltaron los mandamases recientemente. Su vida, deduzco, debe valer menos que la de un hombre. Qué más da si se contagia o no. Pero ahí vuelvo a detenerme. Al margen de su apoyo directo al patriarcado y a un machismo que nunca debió tener razón de ser ya que se supone que la sociedad debe avanzar en la protección de todos sus miembros, habrá que recordarles que, como nos enseñaron de pequeños, los diez mandamientos se resumen en dos: Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. La mujer es prójimo, señores de la Iglesia. Por tanto, o controlan a sus machitos (ésos que violan niñas y niños, ésos que son adúlteros, ésos que van reclamando derechos de pernada, etcétera) o no nos pidan que pongamos en riesgo nuestra capacidad de ser fieles al mandamiento que reza no matarás. Para no atentar contra nuestra vida, señores de la Iglesia, debemos protegernos y un condón es la mejor solución. Uy, si rima y todo. Mira por dónde que hice un pareado. Como soy mujer, me regodeo en cosas así, simples. Que pueda comprender sin demasiado esfuerzo. Como sus misas, sus rosarios, sus letanías, que es lo único que quieren que sus fieles conozcan. Hace no mucho les aterraba que los cristianos conociesen la Biblia. Uy, ¿por qué será? Pero, retomo el hilo, ¿confiarían ustedes en cada marido (las esposas ya sabemos que son todas pecadoras y algunas de ellas adúlteras) como no portador de ninguna ETS?

Dicen que no duele hasta que algo no nos puede afectar a nosotros o a los nuestros y..., señores de la Iglesia, creo que está probado que muchos de sus pastores (ésos a los que se les infla el pecho cuando hablan de abstinencia) han abusado de menores. Si abusan de uno, abusarán de más. Si ese menor ha sido contagiado de algo, probablemente contagiará a quien lo usa, y el que lo usa seguirá propagando la enfermedad entre otros niños (es lo que tienen los críos, que van creciendo y pierden gracia) a los que van iniciando en sus aberraciones.

Por tanto, ya que no por respeto a la mujer y a sus futuros vástagos (que de ser engendrados por unos progenitores que porten alguna enfermedad probablemente nacerán contagiados), al menos háganlo por preservarse ustedes (muchos van viejitos y no hay quien los supla, señores), exijan el uso de preservativos. Y, de insistir en no hacerlo, les recomiendo que vayan a que les miren sus patologías psíquicas, que deben ser serias y, ya de puestos, excomúlguenme a mí también de su pantomima, porque ya está bien de escuchar memeces y de intentar vendernos un catolicismo que no tiene ni pies ni cabeza.

Este texto nació en un coment en el blog de Isabel, pero bien podría haber surgido también como respuesta a un post de Hadex. Y ahora se puede leer también en Kaos.

15 comentarios:

HADEX dijo...

Lo que más les fastidia es haber dejado de ser los intermediarios entre la divinidad y el hombre....ahora es la ciencia la que hace su papel y el de Dios....y eso los trae por la calle de la amargura.

Fernando Manero dijo...

Impresionante alegato sobre lo que es y significa, más que la Iglesia católica, la jerarquia que mangonea y vive a sus anchas mientras muchos de sus fieles sufren o se sacrifican por los demás. Nunca hay que esperarn de esa gente misericordia, ayuida y comprensión hacia los problemas ajenos. Su desprecio por la mujer es total, lo que sólo por eso bastaría para ignorarlos y no brindarles la más mínima oportuniadd de que se lucren a nuestra costa. Un cordial saludo

Isabel dijo...

Solo para decirte que estoy al 100% contigo, que has metido el dedo en la yaga, y que me llamo Isabel, no Irene. Pero esto no importa. Un beso guapa

Markesa Merteuil dijo...

Sorry, wapa. Es que estaba con otras cosas a la vez y me lié... :-) Subsanado queda. Ya comprobé que el link estuviese bien. Otro beso.

Chris Stevens dijo...

Aparte de lo del preservativo, q siempre es pa fliparlo, lo más sangrante en el tema del aborto q he visto recientemente es esa aberración de campaña publicitaria defendida desde la conferencia episcopal donde sale el bebe y el cachorro de lince. Madre mía qué vergüenza...

DianNa_ dijo...

La iglesia es una gran verguenza y un día tenía que ser juzgada por crímenes a la humanidad. Es intolerable!!

Besos, cariño, buen finde

Francisco dijo...

La Iglesia nada tiene que ver con los principios fundamentales de la vida, de la naturaleza, de la voluntad de las personas, de las mujeres. En los años de vida de esta especie de secta peligrosa, han asesinado en nombre de Dios cuando les apeteció. TODOS los que he conocido son lobos con disfraces de cordero. Siguen torturando a la mujer desde que inventaron lo que ellos llaman religión, que yo sepa en nombre de ese Dios caritativo, amoroso, lleno de piedad y que, insisto, según ellos, junto con sus tentáculos que se meten hasta nuestro vientre, lo hacen por nuestro bien, porque somos criaturas ignorantes que deben salvar…Joer! con los salvadores que nos hunden siempre en la miseria, llevan negando lo humano desde que el hombre es hombre…Por qué no los encierran a todos para que nos dejen vivir en paz con Dios.
Saludos Markesa
Franc.

Chousa da Alcandra dijo...

Un dos problemas da Igrexa como Institución, radica nesa pompa e boato no que se rodeou e que non é quen de dar soltado. A Xerarquía merece a crítica sin paliativos.
Pero eu hoxe quero facer, precisamente nesta causa, de avogado do demo para defender aos milleiros de cristiáns apostólicos (e incluso romanos), que desenvolven unha labor social en todo o mundo que non podería ser substituida.
Se de súpeto esas "bases" da igrexa católica (e díxeno con minúscula adrede) desaparecesen...a calamidade na que viven algúns elevaríase exponencialmente.

O de excomulgar á nena é un sinsentido. O que di o Ratzinger dos condóns semella que vive na ignorancia máis absoluta.

Lille Skvat dijo...

El Papa con sus palabras es un sinvergüenza y un irresponsable: http://lilleskvat.blogspot.com/2009/03/el-papa-y-la-irresponsabilidad.html

Saludos,

Lille Skvat
http://lilleskvat.blogspot.com/

Artabria dijo...

A mi es que todo esto me pone de una mala leche que ni te imaginas. Que atiendan a lo suyo y que dejen de jodernos con "clases magistrales"

jordicine dijo...

Tienes toda la rázón. No cambiaría ni una letra. Estoy de acuerdo con todo. Un beso, MARKESA.

Manuel (Cedric) dijo...

Relacionado en gran parte con este post, he dejado un comentario en el blog de Hadex. Si puedes, pásate por allí y lo ves.

Un saludito desde Valencia.

Mar dijo...

Yo no digo na que me cabreo... y bastante tengo con volver a subir todo al blog. Solo pase a mandarte muchos besitos y desearte feliz semana.

Besitosssssssssssss

Xan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xan dijo...

A Igresa católica é unha institución, o servizo dos poderosos, para domesticarnos ca falsa idea de que nos deslomemos aqui, para enriquecer a outros, que xa nos premiara Deus. A igresa católica, estivo co nazismo, con Franco , con Pinochet ca dictadura arxentina etc, etc,. Eu ademáis estou convencido que nin o Papa nin o resto da curia creen o conto que nos contan