martes, 12 de mayo de 2009

Adicta a la felicidad

Mi tiempo es oro, ergo no otorgo segundas oportunidades.

He descubierto que soy adicta a la felicidad y, por tanto, me niego a consentir que se menoscabe.

19 comentarios:

HADEX dijo...

Es una buena adicción, a la felicidad. Y la de no otorgar segundas oportunidades, dependiendo en qué circunstancias, también me parece una buena costumbre...

Bicosss

Chousa da Alcandra dijo...

E fas moi ben. Meterse chutes de ledicias é unha das mellores adiccións que se poden ter.
(Recoméndoche non ver os telexornais para non menoscabar os efectos do "chute").

E xa que ars longa, vita brevis; quedouche clariño e moi artístico esta mensaxe para o navegante que se tercie. Se non ten astrolabio...que se guíe pola estrela polar!

Bicos de Antas con aires de primavera

Albino dijo...

Yo tambien soy adicto y procuro que la felicidad que disfruto, a pesar de los muchos avatares de los que siempre saqué consecuencias positivas, sucedidos a lo largo de mi extensa vida pueda traspasarsela a los que me rodean.
Y, por supuesto, a ti tambien, querida Markesa

Markesa Merteuil dijo...

Hay gente, Hadex, que cree que sólo cediendo una y otra vez hallará su felicidad. Supongo que es que yo tengo un modo de verla más epicúreo. A veces nos empecinamos tanto en crear nuestro futuro que nos olvidamos de que también es preciso vivir/disfrutar el presente. Establecer metas demasiado complejas normalmente nos lleva a la desilusión y, en el caso de que se produzca el éxito, el placer es demasiado efímero. Lo que quiera para mañana tiene que ser aquí y ahora, porque tal vez mañana no llegue nunca.

Ai, Chousiña, os telexornais son do peor, porque encima cólanse nas casas cando se inicia a dixestión, e así estamos... que non temos máis que úlceras. Aínda que tapar os ollos e finxir que non está pasando é propio de avestruces e políticos, non? Por certo, con tanto político en flor... vai haber unha chea de alerxias... :D E veña bate e debate... :D Biquiños sen alerxia.

Albino, supongo que la experiencia te ayuda a disfrutar con plenitud de lo que realmente merece la pena. De una sonrisa, de una puesta de sol, de una mano amiga, de una mirada, de un buen libro, de una crónica irreverente y valiente, del trato amable, del respeto, de la solidaridad, de la compañía, de la tertulia... Y, cómo no, de los recuerdos.

A lareira de Santiso dijo...

Está claro que a felicidade non é un estado, son momentos roubados, e hai que procurar roubar os máis posibles.
Unha aperta

Mar dijo...

La felicidad esta dentro de cada uno de nosotros, cada dia estoy mas convencida de ello...

Besitossssssssssss

Markesa Merteuil dijo...

A lareira de Santiso... :) fagamos mellor fortuna con eles. Volvámonos codiciosos, xa que somentes sendo felices faremos felices ós máis.

Mar, a veces la vida nos puede, pero nuestra actitud puede ayudarnos a sobrellevar el peor de los tragos. De todos modos, hay quien se emperra en vivir una eterna angustia. Y yo no estoy dispuesta a dejarme arrastrar por esa rutina de echarle en cara al destino mis pequeñas heridas. Si algo daña, mejor desecharlo.

Mariano de Toledo dijo...

Que sana adicción, es lo que he buscado gran parte de mi vida, y sabes?, lo he conocido, claro ha sido tan efímero que hoy solo soy un lego que está en constante construcción.

Besos...

Hisae dijo...

Me gusta tu adicción. Quiero morir en el intento...

Druid dijo...

Y si tus segundos fuesen palomitas, de seguro que serian de esas ricas, recien echas, que llenan todo con su olor... por lo tanto, tus palomitas son sagradas, y solo las compartiras con aquellos que las aprecien, dado que si compartes las palomitas con quien no las aprecie, hasta a ti dejaran de saberte bien, y su olor comenzará a repugnarte (el olor de las palomitas, no del "palomo", que de seguro tambien).

He dicho.

Bicos.

(De segundas oportunidades estan llenos los cajones del arrepentimiento)

Artabria dijo...

Pues mira que es dificil de lograr.....así que aunque dicen por ahí que las adicciones son malas, disfruta de la tuya.

Nikaperucita dijo...

jajaja, ¡chica!
Eso...me ha encantado. Yo deberia haberlo aprendido hace tiempo, pero, ahora ya lo sé :)

Markesa Merteuil dijo...

Mariano, cuando se conoce algo así, uno ya es incapaz de conformarse con menos... ;)

Hisae, en el intento y en la consecución... Un besito, por si ayuda. ;)

Druid, cuánta razón tienes. Creo que la decisión de vivir siempre es la correcta.

Ay, Artabria, difícil difícil no es. Hay que empezar a disfrutar de las pequeñas cosas y luego ya todo viene rodado. Que vale, que la vida a veces nos zarandea y de qué manera, pero es que hay gente que no es capaz de disfrutar ni de una puesta de sol.

Nicka... a ponerlo en práctica ya de ya. Muacks.

Markesa Merteuil dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Markesa Merteuil dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jordicine dijo...

Claro que sí. Felicidades!

Markesa Merteuil dijo...

Ay, Jordi... ;) Si dejase de tocarme las narices la muela del juicio que sigue saliendo... :D

irene dijo...

¡Cómo me ha gustado leerte!, voy a ver si consigo hacerme adicta a la felicidad, en vez de a esta estúpida tristeza.
Un beso.

July dijo...

Las 2 oportunidades, son la esencia de la felicidad cielo ;)

La vida nos da cada dia, segundas oportunidades...3 y 4....diria que infinitas xa ser felices, porque tu vas a negarla?

;)

Bezzz