domingo, 24 de mayo de 2009

Una pantalla y un teclado. Y mis dedos que se deslizan sobre caracteres a fin de construir palabras, frases, textos informes que no sé muy bien si tienen un propósito o son un mero ejercicio para mantenerme cuerda justo en este instante en el que me siento tan perdida. Soy yo, pero no soy yo, en lucha conmigo misma, ulcerando mis entrañas y negándome a ceder a mis pulsiones que, imperiosas, me guían hacia el no retorno de ese abismo que pronostico tras el oasis. Pero, ¿y si no fuese un espejismo? La prudencia es salvación, me digo, o tal vez condena.

7 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

Antano decíase que quen falaba so; unha de dúas: ou estaba tolo ou tiña albañiles na casa!.
Hoxendía, cando blogueamos, falamos sos sin necesidade de ter albañiles tirando tabiques ou rachando alicatados. Logo estamos tolos; pero somos uns tolos de vangarda!.

(Estes días lin en algures que alguén dixo que había un límite no que a tolerancia deixa de ser unha virtude. Cecais tal aseveración poida aplicarse a moitos eidos.
Ánimo Markesa e arriba ese teclado!)

Druid dijo...

Pierde de todo para poder volver a encontrarte, pero deja miguitas para poder volver a encontrar el camino.

Ahora piensas que no, pero la vida puede ser mucho peor... pero sobre todo, mucho mejor.

Cuidate, y aqui estamos para aspirarte el teclado, que nada impida que tus teclas sigan transmitiendo lo que te pasa por la cabeza.

Bicos.

Markesa Merteuil dijo...

Ai, Chousiña, eu falo con vos... Aínda que pode que non existades... O mesmo sodes un programa informático... Non?

Gracias, Druid. :-)

Artabria dijo...

La escritura siempre es un buen ejercicio para momentos así.......

Mar dijo...

Hola guapa!!!!

aiiii que no tengo tiempo ni de mirarme jajajaja, llevo dias arreglando papeles y temas de mi hijo y no puedo pasar todo lo que quisiera.

Arriba ese animo!!!! si yo salgo de esta tu tambien jajajaja

Besitosssssssssssssssss

Albino dijo...

Escribir para ti, como para mi, es una necesidad, aunque a veces sea solamente eso de construir palabras e hilarlas para que salgan frases. En ocasiones se acierta con el contenido y en otras todo termina en un despropósito que merece ser borrado.
Sin embargo mietras escribimos nos desahogamos y eso ya es muy positivo.
Por eso te digo que, cuando estes sola, aburrida o incluso fastidiada, ponte ante el teclado (nuestra actual pluma de ave), y pulsa letras, construye palabras, enlaza textos.
Hasta ahora, todos los que te leí son exactos y coordinadios. Y así serán los siguientes. Estoy seguro.
Un bico

Markesa Merteuil dijo...

Y a veces ni siquiera ella nos calma, Artabria. :)

Mar, claro que saldremos, no lo dudes. Un besazo enorme. ¿Lo sientes? :)

Albino, en mi caso la terapia necesita de algo más: necesita de un click en publicar. Una vez pulsado, todo parece relajarse. Besos.