martes, 4 de agosto de 2009

El rubor no es timidez, ni vergüenza, ni... El rubor es cólera contenida. Cólera ardiente pugnando por expandirse a través de los cráteres imaginarios de unas mejillas.

8 comentarios:

Isabel dijo...

Que bonito lo defines, así dá gusto ruborizarse. Un beso

Artabria dijo...

A mi me pasa lo mismo, me ruborizo por cualquier cosa: mala leche, vergüenza...............

P.D. Hace un montón que no coincidimos y me tienes que poner al día....

Chousa da Alcandra dijo...

Boeno, boeno...non sempre!! Ou??

Albino dijo...

Para mi el rubor es todo lo que dices y además ganas contenidas de estornudar e incluso de otras cosas más escatológicas.
Y ahora, al escribir esto, como no quiero borrarlo, tambien me ruboricé.
¡Que verguenza!¡Que borde soy!
Me ruborizo en tu mejilla izquierda

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

sisi, a mi me pasa, y es una traicion del cuerpo cuando queres ocultar algo...

humo dijo...

Colera, si: contra una/o misma/o casi siempre...

jordicine dijo...

Pues toca sacarla 'pa' fuera. Un beso, Markesa.

Yyrkoon dijo...

Mira que post más majo para contestarte.

No te iba a contestar en mi blog, just in case, al que se la jugué fue a un amigo, eso es lo que me jode (y bien) la vida. Con mis prioridades claras un amigo es siempre lo primero y me vendí al oscuro laberinto del Ballantines.

En cualquier caso, al despertar ella me dio un concierto de guitarra, piano y violonchelo... acojonante despertar.