domingo, 13 de enero de 2008

Anoche volví a escuchar su voz, a perderme en sus matices; a recordar por qué aún me persigue su magia cuando pierdo mi mirada en horizontes de azul; a añorar a quien me dotó con sus caricias de arrestos para desechar abrazos de aquéllos que ponen límites a su generosidad.

Anoche volví a sonreír oyéndole pronunciar preguntas en las que parecía interrogarse a sí mismo, a inquerirse sobre nosotros, a...

Anoche volví a imaginarle encabezando aquellas protestas brutales, en las que el principal enemigo era el capital y la sinrazón, y sus defendidos, hombres que le doblaban en edad, tal vez en fuerza, pero jamás en entusiasmo en la lucha.

Anoche volví a soñarle enarbolando banderas de justicia y libertad, y recitando aquellas consignas con las que besaba mis párpados justo antes de bendecir mis sueños de utopías compartidas.

Y anoche temí por sus alas, y anoche, como otrora, quise trenzar una camisa de ilusiones que le abrigara contra la desesperanza. Pero anoche recordé que ya pasó demasiado tiempo desde la fecha nefasta en la que me declaré incapaz de alentar sus sueños.

11 comentarios:

Mario M. Relaño dijo...

Precioso escrito. Por un momento, parece estar recordando a algún héroe anónimo levantando una bandera en la Guerra Civil.

Un abrazo.

Chousa da Alcandra dijo...

Viches Braveheart hoxe á tarde mentras chovía?

(Fixeches que lembrase esa película)

El Vizconde Valmont dijo...

Pues yo me imaginaba a un barbudo del Bloque con el jersey lleno de chinazos y una gorra tipo Che, casi mejor Bravehearth. Cuanta nostalgia, al final va a ser cierto que sí que hay hombres que dejan huella.

Markesa Merteuil dijo...

No es sólo una huella, Vizconde, y... nunca vi esa película, la verdad, al menos nunca entera. Asignatura pendiente. ¿Tamén chovía en Antas, Chousa?

Tal vez la mirada de Mario se ajuste un pelín más a...

Any dijo...

Es muy lindo...recordar, verle y esa nsotalgia del final, es lindo

Besos!!

Inocencia prohibida dijo...

Muy bonito. Aunque todos deberíamos de tejernos una camisa llena de ilusiones para todos los días.

Besitos...

Inocencia Prohibida

Druid dijo...

Ya sabes que el tiempo es relativo....
nunca pasa demasiado...
la vida es tan tan corta.

ArteLibra dijo...

Hola estimadicima mia, con eso dices y pienso que hay muchas formas de amar, pero creo que conozco 2 no mas de todos modos me gusta como lo hago solo que ame a quien no debia creo. pero todos merecemos amar y ser amados.

No se si duele mas dejar de amar a quien se lo merecio o cuando no sabes a quien amaste y claro cuando ya es tarde, no hay nada que hacer.

Un beso y abrazo a la distancia para ti, me recargas con tus palabras.
Adios cuidate mucho

Markesa Merteuil dijo...

Y saber cuándo retirarnos, Inocencia.

Sí, fue muy bonito, Any, tuvo su tiempo, tuvo su magia y... acabó antes de que le llegara su tiempo, de ahí la nostalgia, puesto que no hubo espacio para empezar a hastiarnos.

Druid, la vida es corta, sí, y nunca es demasiado tarde. Más bien, tal vez, es demasiado pronto o tal vez... No sé. No creo que forzar al destino sea lo más adecuado. Nunca funcionó.

Artelibra, tenés un e-mail. Muacks.

ArteLibra dijo...

Si Querida esta en mi perfil, y feliz si me agregas.
besos mil.
te cuidas.

zeltia dijo...

lástima no poseer la perspectiva que da el paso del tiempo justo en el momento presente!