sábado, 15 de mayo de 2010

Frío

Se me hielan las entrañas cuando son otras manos las que se aferran a mi cintura. Es el preludio de una sinfonía interpretada por dos bailarines que, sobrados de técnica, carecen de pasión por la danza de dos. Y la piel se me eriza en rechazo y mi corazón me recuerda que tan sólo late por vos.

6 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

E que non é cuestión de técnica...; á que non?

Markesa Merteuil dijo...

Home, non está de máis... Pero non é o único importante. Nin moito menos.

irene dijo...

Sin pasión y sin amor, por mucha técnica que empleen, siempre serán unas manos frías y una sinfonía estridente.
Biquiños, Markesa.

Víctor González dijo...

Aterrizo entre la técnica y el ascalofrío. Una baliza para orientar el rumbo por favor.
Saludos.

jordicine dijo...

Pues hay alguien muy afortunado...

Markesa Merteuil dijo...

O muy tonto... :D